jueves, 28 de agosto de 2008

Germán el Rojo

Germán Alonso. Naciste en el lejano 1922 en un Madrid convulso. Viviste en primera persona la irrupción de la II República y eras uno de los que (con 8 años) ibas en el camión que los comunistas sacaron a la calle en Madrid para celebrarlo (tu padre debía estar loco o debía ser igual que tu, jajaja). A los 13 años viviste el levantamiento fascista mientras, el 17 de Julio, disfrutabas de un domingo en el campo con tu familia. Participaste, con 13 años, en la toma del Cuartel de la Montaña (momento en que la sublevación fascista fue sofocada en Madrid), allí viste caer al Manías, y en la sede del PCE viste los dos primeros muertos a los que los tiros con balas expansivas destrozaron. Participaste en retaguardia, porqué no te dejaron en vanguardia, en la defensa de Madrid y, en Marzo del 1939, la traidora Junta de Casado, que se rindió a Franco sin concesiones, te encarceló con 16 años como rehén de la República. Fuiste uno de los 300. Meses después abandonaste el penal de Porlier donde viste los asesinatos indiscriminados de presos por parte de los falangistas, ametrallando el patio cuando querían. Luego la clandestinidad, la organización del Partido, años de trabajo militante y de vida disimulada. En 1942, el Partido decide mandarte a la guerrilla a Asturias, ya estás con úlcera de estómago, duermes la última noche en casa (nunca lo hacías) con tu madre y hermanos (tu padre está en la cárcel desde el final de la guerra), y esa noche la policía te detiene (y te salva , ya que en Asturias te habrían matado), te comes el billete de cartón del tren antes de ser detenido, tu úlcera de estómago ya era sangrante. Luego la Dirección General de Seguridad en la Puerta del Sol, 1 mes y medio de palizas diarias hasta el desmayo para que delates a tus compañeros del partido. No cae ni uno, no delatas a nadie, empieza tu leyenda. 7 condenas a muerte y un garrote vil tu silencio los convierten en 15 años de cárcel. Alcalá de Henares, Carabanchel y Burgos, militancia y rebeldía, meses en celdas de castigo, por eso te llaman héroe, realmente lo has sido aunque tu digas que todos los héroes están muertos. Sales en 1950 por haber cumplido 2/3 de condena con motivo de la Celebración del Congreso Eucarístico (¡que paradoja!) y, ahora llega el vivir, ¡que difícil! primero en Madrid, en cuanto puedes en Barcelona, conoces a Isabel en 1954 y en Junio os casáis en la primera boda civil que se celebra en la España de Franco, 5 hijos, Germán, Isabel, Ana María, Félix y Guillermo. Vida difícil con carencias y problemas pero al final todos adelante, tu siempre militando y venciendo (menos en las elecciones) todos los obstáculos que la vida te ha deparado.

1 comentario:

Paco Gracia dijo...

Impresionante vida. Se me pone la piel de gallina al leerla.